.

.
Este blog empieza hoy para compartir mi gran pasión por la cocina.

Muchas de las recetas que pongo las tengo de mi madre o de mi abuela, o me las pasan mis amigas.

Otras las he aprendido en mi escuela de hostelería, o las he ido encontrando en mis numerosas visitas a diferentes blogs, y una buena parte, se me han ido ocurriendo sobre la marcha cogiendo lo que pillaba por la despensa y en la nevera.

Este blog nace para recopilar todas estas recetas y compartirlas con mi gente, y con quien quiera pasarse por aquí, mostraros las cosillas que vaya haciendo y por supuesto recibir también los consejos de quien crea que puede aportar algo.

Hala, a cocinar!!!!!

martes, 3 de agosto de 2010

GALLETAS DE MANTEQUILLA DECORADAS



En realidad, yo las llamo "Galletas de mi amiga María" pues la receta me la dio mi amiga María, una ferrolana la mar de salada que vive en Chiclana.
Tanto ella como su marido David son unos cocineros de 5 tenedores. Cuando nos invitan a comer a su casa, ya podemos frotarnos las manos porque sabemos que sea lo que sea que nos hagan, va a estar riquísimo.
No podría decir quien cocina mejor de los dos, y me han pasado unas cuantas recetas, así que ya las iré poniendo.
Estas galletas en concreto son riquísimas.
Siempre que las hago, gustan, tanto a mayores como a niños.
El otro día vino mi sobrino a casa y en cuanto vio mi lata de las galletas, lo primero que hizo es señalarla y decir que quería "galletas de la tita".
Yo estaba de vacaciones, y mi madre le tuvo que decir que no había, así que en cuanto he vuelto, le he hecho una fuente entera para que se las coma con sus primos.
Y literalmente se avalanzaron sobre ellas, así que... algo tendrán.

INGREDIENTES
Para la masa de las galletas:
250 gr. de mantequilla
75 gr. de azúcar glass
360 gr. de harina
1 yema
A mi me gusta añadirle 1 cucharadita de esencia de vainilla, aunque en la receta original no viene.
A la mitad de la masa le añadí cacao en polvo, un montón a ojo, para que tuvieran sabor a chocolate.
Para la glasa:
Aproximadamente unos 200 gr. de azúcar glass industrial por cada clara de huevo.
Cremor tártaro o unas gotitas de zumo de limón.
Esencia de vainilla u otra que nos guste (y que case con el aroma que le hayamos puesto a las galletas)
Colorantes alimenticios

PREPARACIÓN
En primer lugar, la mantequilla debe estar a punto de pomada, y para eso deberá llevar un rato fuera de la nevera y  una vez que está a temperatura ambiente, debe trabajarse con una espátula o cuchara de madera o silicona dándole una textura cremosa.


DOS DATOS IMPORTANTES SOBRE LA MANTEQUILLA:
             * No vale meterla al microondas para que se derrita porque se nos quedaría muy líquida. La idea es que quede como una crema.
             * Son galletas de "mantequilla" así que en este caso, la margarina no vale.

Mezclamos la mantequilla con el azúcar y la yema de huevo con las manos. Al principio podéis utilizar una cuchara de palo, pero al momento os daréis cuenta que como mejor se mezcla y amasa es con las manos.
Añadimos la harina tamizada poco a poco para que la masa la vaya absorbiendo  y amasamos bien.
Separo una parte de la masa y le añado el cacao en polvo, amasando bien para que se mezcle.
Lo dejamos reposar en el bol aproximadamente 1 hora dentro de la nevera sin tapar.
Pasado ese tiempo, le doy un amasado ligero(Para que no se me ponga muy blanduzca) y la estiro con el rodillo.
Es importante que quede bien uniforme, para que cuando la decoremos
El grosor ideal es un poquillo más 1/2 cm.
Las corto con los cortapastas y las meto en el horno precalentado a 175º
DETALLE IMPORTANTE: Si no las pienso decorar, quedan más bonitas pintándolas con un  huevo batido antes de meterlas al horno. 
Al no llevar levadura, no es necesario dejar demasiado espacio entre ellas, porque no crecen mucho. Con uno o dos cm. es suficiente.
Lo que si debemos es ponerlas de tamaños similares, porque si horneamos juntas galletas de varios tamaños, las más pequeñas se pueden quemar o las grandes no terminar de hacerse.
Si las galletas llevan palo (Como las flores que he hecho) es ahora cuando se lo pongo. Yo utilizo palos de brocheta partidos por la mitad, los mojo en el grifo para que no se quemen en el horno y los clavo en la galleta que al ser gordita no acusa el grosor del palo.
El tiempo de cocción suele ser 15 minutos pero dependerá del tamaño de las galletas.
Cuando estén listas, las sacamos y las dejamos enfriando en una rejilla.
Es importante pasarlas a la rejilla con mucho cuidado, porque en este momento las galletas están muy frágiles y se parten con mucha facilidad. Una vez que se hayan enfriado ya son más resistentes.
Pasadas un par de horitas, cuando ya estén bien frías y más duritas, ya podemos empezar a decorarlas.
Las que se ven más oscuritas son las de chocolate.
Llevo muy poquito tiempo decorando galletas, esta es solo la segunda vez que me atrevo, así que espero poco a poco ir cogiendo maña y que me salgan mejor.
Para aprender y coger ideas me encanta consultar otros blogs, y mi favorito es el del RINCÓN DE BEA, que es una maestra en temas de cocina pero sobre todo, en galletas.
Tiene una serie de tutoriales que te explican desde la receta de la masa(que un día de estos probaré) hasta como preparar la glasa y como decorar las galletas, paso a paso y muy detallado.
DECORACIÓN DE LAS GALLETAS
Para este punto de nuestra elaboración galletil, he seguido paso a paso las explicaciones de Bea.
Lo primero de todo, por supuesto es preparar la glasa. Eso podemos hacerlo mientras se van enfriando las galletas.
La glasa no es más que clara de huevo y azúcar.
Como la clara de huevo se utiliza en crudo, me gusta evitar riesgos y utilizo la botellita de claras pasteurizadas que venden en el Mercadona.
El azucar glass como ya comenté es importante que sea industrial.
Si no tenéis más remedio que utilizar azucar glass hecho en casa, está bien para las primeras veces para ir practicando,  pero si queréis que os quede un buen acabado, sin grumitos ni granulado es importante que sea azucar glass comprado, porque es mucho más fino, prácticamente polvo, y en casa es imposible conseguirlo, ni siquiera con la thermomix.
Otro paso importante es tamizarlo.
La cantidad de azúcar por clara es aproximada, pues todo dependerá de la consistencia que le queramos dar a la glasa. No es lo mismo la que utilizamos para delinear la galleta que luego la de relleno, ni la temperatura que hace en verano y en invierno, o incluso según sea la humedad ambiental.
Pero en fin, siguiendo esta proporción, la vamos controlando, y si nos queda un poco espesa, con añadirle unas gotitas de agua y batir bien la hacemos más ligera.
En fin, echamos en un bol por ejemplo 2 claras, y le añadimos 1/2 cucharadita rasa de cremor tártaro (si no tenemos, unas gotitas de zumo de limón). No es que sea imprescindible pero mejora la textura de la glasa.
Pero vamos, que si no tenemos ni cremor tártaro ni zumo de limón, nos saltamos este punto.
Con un tenedor batimos las claras hasta que espumen y se disuelva el cremor tártaro. No se trata de montarlas a punto de nieve, sino simplemente aumentar un poco el volumen.
Añadimos aproximadamente 1/3 del azúcar glass tamizada y empezamos a batir con la batidora de varillas.
Seguimos batiendo y vamos echando más azúcar glass poco a poco tamizándola.
Continuamos batiendo unos minutos mas hasta que consigamos una consistencia cremosa y densa. Si lo dejamos caer de la varilla,  fluye.
Añadimos las gotitas de esencia de vainilla (mejor si es transparente para que no cambie el color blanco de la glasa).Aproximadamente una cucharadita.
Seguimos batiendo y añadiendo azúcar glass. La glasa será ya totalmente blanca y la consistencia bastante firme. Según palabras de la propia Bea, consistencia de pasta de dientes.
Esta es la glasa que utilizaremos para el delineado así que apartamos la cantidad que creamos que vamos a necesitar en un bol aparte.
Ahora le daremos a la glasa que queda la consistencia necesaria para el relleno, y esto lo haremos añadiéndole 1 cucharada de agua y batiendo 1 minuto. Necesitamos que la glasa tenga una densidad parecida a la del yogurt líquido,  así que iremos añadiendo poco a poco cucharadas de agua y batiendo hasta conseguirla.
Cuando tengamos la consistencia que queremos, la apartamos en 2 o 3 cuencos (tantos como colores vayamos a utilizar) y la teñimos con los colorantes.
La que hemos apartado para el delineado la podemos separar también en 2 o 3 cuencos y teñirla.
Yo suelo utilizar los colorantes en pasta de Wilton o de la marca Sugar Flow, pero si no tenéis, con los que venden en el supermercados líquidos os podéis apañar, sin pasaros con la cantidad para que no se quede demasiado líquida la mezcla.  Es mejor sacar el color claro e ir dándole más intensidad que querer aclarar uno que nos haya quedado demasiado fuerte.
Conviene dejar siempre un poco en color blanco por si la necesitamos tal cual o para aclarar cualquier otro color.
Tapamos esos cuencos con film de plástico y los dejamos reposando mas o menos media hora, para que las burbujitas de aire suban a la superficie, y las podamos quitar con una espátula.
Y ya está, ya la podemos pasar a los biberones o jeringuillas y empezar a decorar.
Para delinear, yo utilizo una jeringuilla sin aguja (también se puede usar la manga pastelera con una boquilla muy fina), sin llegar a tocar la galleta sino a 1 o 2 cm.
Delineo varias y luego las relleno con la otra mezcla (Que la habré echado en un biberón o una jeringa de repostería más grandes.
En este caso como podéis ver,  hice flores (me parecieron las ideales para ponerle palo), monigotes y caras de piratas.
Las dejamos secar en la rejilla por lo menos hasta el día siguiente y ya está.
Yo las suelo guardar en caja de lata, se me conservan muy bien.







5 comentarios:

Las cestitas de Mar dijo...

Que cosa más mona, probaré la receta aunque la de masa quebrada a mí me va genial, pero por variar, jaja.

No me extraña que le gusten al peke y además de ricas, con esos dibus tan salados, besitos.

PANDORA dijo...

Hola Mar,
Yo antes hacía siempre unas con masa quebrada y me encantan, pero me quedaban más duras y estas veo que a mi familia le gustan más ¿Cual es tu receta de las galletas de masa quebrada? He estado rebuscando en tu blog y he visto varias entradas de galletas, pero en ninguna vi la receta.
La decoracion la tengo que ir practicando, que aún estoy muy crudita, todo es cuestión de práctica.
Besitos

Olga dijo...

Qué monada, yo también tengo unas galletas decoradas pendientes de publicar. Mi primera experiencia con este tema, son muy sencillitas pero iré perfeccionando.
Un saludin
Olga

PANDORA dijo...

Hola Olga,
Pues a ver cuando las publicas y le echamos un vistacillo, que seguro que están buenísimas.
Un beso

María dijo...

Están chulísimas las galletas, me parecen muy originales.
Un besazo